Guarderías en A Coruña

A Coruña cuenta con cerca de 8000 niños de entre 0 y 3 años de edad. Según las estadísticas, una de cada tres familias lleva a sus pequeños a la guardería en A Coruña. Nueve de ellas pertenecen a la Red de Escuelas Infantiles Municipales (REIM). Son administradas por concesión del ayuntamiento o gracias a un convenio de colaboración. Otras más dependen de la Xunta gallega.


Mapa
VER MAPA
 


 


Edad niño/a
 


Horario necesitado




Idiomas

Inglés
Francés
Alemán
Chino


Tipo



Listado de guarderías

Trastes Los Rosales

Trastes Los Rosales

Rúa Alcalde Suárez Ferrán, 7, A Coruña
Escola Infantil María del Carmen Cervigón

Escola Infantil María del Carmen Cervigón

Ronda Outeiro 325, A Coruña
Trastes a Grela

Trastes a Grela

Avenida Sardiñeira, 5, A Coruña

Cómo son las guarderías públicas de A Coruña

A fin de determinar el costo mensual del servicio de una guardería municipal, se toman en cuenta los ingresos anuales de los miembros de una misma casa. Dicha información sirve de referencia para establecer la tarifa mensual. Algunas familias podrían exentar el pago, en tanto que otras pueden llegar a desembolsar poco más de cien euros.

Todo niño matriculado a un centro de educación del ayuntamiento de A Coruña tiene derecho a seis horas diarias de cuidado, atención y enseñanza. También hay prestaciones adicionales, como añadir horas a la jornada habitual o la posibilidad de disfrutar del desayuno, la comida o la merienda en la guardería. Cabe señalar que dichos servicios le cuestan lo mismo a todos los usados, independientemente del monto de su tarifa mensual.

Características de las guardería privadas de A Coruña

Hablemos ahora de las empresas privadas de cuidado infantil de la ciudad. La información acerca estas guarderías no es tan homogénea como la de los centros adscritos al ayuntamiento o a la Xunta. Una investigación a través de internet arroja una cantidad ligeramente superior a las cuarenta guarderías. Si bien no podemos garantizar que se trate de todas las que existen en A Coruña, por lo menos sí sabemos que son las más conocidas.

Guarderías públicas y privadas de a Coruña: ¿En qué se parecen y en qué no?

La primera diferencia importante de estas guarderías con respecto a las públicas tiene que ver con lo que cobran por sus servicios. Para empezar, la gran mayoría maneja una tarifa de inscripción cuyo valor oscila entre los ciento cincuenta y los doscientos euros. Por su parte, la mensualidad promedia los trescientos euros. Así que el precio es un factor que pesa mucho al momento de decidir entre una guardería privada y una municipal.

En cuanto a la calidad de los servicios, encontramos similitudes entre las dos modalidades de guardería. Por un lado, las escuelas infantiles integradas al REIM o a la administración gallega le llevan cierta ventaja a las guarderías privadas en lo relacionado con sus instalaciones.

Los especialistas recomiendan que un educador se haga cargo de un máximo de ocho bebés menores de un año. La cifra se incrementa a trece niños por educador cuando hablamos de los mayores de un año y menores de dos. Finalmente, los grupos bajo el cuidado de un solo individuo pueden incrementarse a veinte cuando los pequeños tienen de dos a tres años.

Aunque las diferencias no son tan marcadas, los centros públicos de educación infantil de A Coruña tienen más cuidadores y menos niños por grupo. Asimismo, el patio y el jardín tiene una extensión superior, lo que representa un mayor espacio para las actividades al aire libre, que tanto bien le hacen a tus hijos.

Ventajas de las guarderías de A Coruña

Las guarderías de A Coruña también se destacan por apegarse a los requisitos establecidos por la Ley de Ordenación General del Sistema Educativo en materia de seguridad. La mayoría ha establecido un plan de emergencia; cuentan con extintores, salidas de emergencia e iluminación en caso de apagones; tienen alarmas instaladas; y varias de ellas realizan al menos un simulacro durante el curso.

Además de estas disposiciones generales, es notorio que el personal se preocupa por la integridad física de los niños. Entre otras medidas, los interruptores y enchufes están correctamente tapados; el suelo de las instalaciones es antideslizante; las ventanas están a una altura segura; y el mobiliario de las aulas y del área de juegos se encuentra en buenas condiciones.

Ahora bien, las escuelas privadas de A Coruña son la alternativa ideal para aquellos que necesitan mayor flexibilidad debido a sus cambiantes circunstancias. Muchas de ellas permiten que los padres o tutores dejen a los niños antes del horario de entrada y los recojan después del de salida. De hecho, algunas permiten una extensión de dos horas sobre la duración tradicional (ocho horas), lo que representa una jornada de diez horas. Esta adaptabilidad no es tan común en una guardería de la REIM o en las del gobierno de Galicia.

Tanto las instituciones públicas como las privadas de A Coruña coinciden en algo fundamental. Con el propósito de darle a los niños la atención y educación que necesitan, nada se deja a la improvisación. Antes de encomendarles la enorme responsabilidad de atender a bebés y a niños tan pequeños, los cuidadores de guardería tuvieron que completar sus estudios profesionales. La mayoría son maestros en Magisterio en Educación Infantil, o graduados de la carrera de Técnico Especialista en Jardín de Infancia o Técnico Superior en Educación Infantil.

Hay guarderías ubicadas en los principales puntos de la ciudad de A Coruña. Dos de ellas están ubicadas a diez minutos (en coche) de la Torre Hércules y el Acuario; el Monte de San Pedro está a menos de diez kilómetros de tres escuelas infantiles; la Praza de María Pita también está cerca de tres; y alrededor de la Casa de las Ciencias, en el parque Santa Margarita, hay ocho centros de educación.

¿Cuáles son las desventajas de las guarderías de A Coruña y cómo hacerles frente?

Por supuesto, las guarderías de A Coruña también deben de mejorar en algunos aspectos. La gran mayoría no suministra información escrita u oral a los padres de familia, a menos que ellos lo soliciten personalmente. Si bien los progenitores pueden contrarrestar esta tendencia negativa por medio de preguntar personalmente a los cuidadores sobre el comportamiento y progresos de sus hijos, es responsabilidad de la guardería brindarles informes acerca de sus bebés y niños, sean estos requeridos o no.

Por otro lado, debes de tener presente que el ayuntamiento y la Xunta no han sido capaces de satisfacer la demanda de guarderías infantiles. Más del sesenta por ciento de los padres de familia han pasado a formar parte de la lista de espera de dichas escuelas. Otros se han decantado por los centros privados de educación infantil. La Xunta gallega, consciente de que la cobertura de guarderías no es la mejor de todas, ha diseñado distintos programas.

Por ejemplo, ha destinado fondos para crear nuevas plazas de guardería en polígonos industriales y parques empresariales, esto para beneficio de los hijos de las personas que allí laboran. También el gobierno de Galicia ha emitido cheques por un monto mínimo de 45 euros y máximo de 250. Estas ayudas están destinadas para las familias con mejor poder adquisitivo que, ante la ausencia de plazas en las escuelas públicas infantiles, se ven obligadas a acudir a un centro privado.

En general, las guarderías de A Coruña son excelentes. De cualquier manera, es muy recomendable que compruebes por ti mismo que las instalaciones y el personal son los más adecuados para tus hijos. Solo así te sentirás tranquilo, sabiendo que tus pequeños se encuentran sanos y felices mientras tú cumples con tus obligaciones.