La educación de los hijos es uno de los aspectos más importantes de ser padres. Si optamos por llevar a nuestros hijos a una guardería, desde muy pequeño el centro elegido es un factor decisivo para sentar las bases de lo que será el futuro del niño, inculcándole una serie de aspectos que ayudarán a su desarrollo y que en cierta medida influirán en su forma de enfrentarse a los retos intelectuales y profesionales con los que se encuentre en su vida. En esta web podrás encontrar guarderías en Madrid, guarderías en Barcelona, guarderías en Zaragoza, guarderías en Valencia, y en definitiva centros de educación infantil repartidos por toda España, para que puedas seleccionar el que más se adapte a lo que buscas para tus hijos.

Cuando somos padres y llega el temido momento de volver al trabajo, de cumplir con nuestro horario, la primera decisión relacionada con la educación de los hijos es el centro de parvulario en el cual permanecerá el niño durante las horas que dure la jornada laboral. Pero, ¿qué resulta más conveniente una guarderia o una escuela infantil?, ¿son lo mismo?.

Guarderías o escuelas infantiles

¿Qué son las guarderías?

Con el nombre de guarderia se denomina un establecimiento educativo, que puede estar gestionado de forma pública o privada, en la que alumnos de entre 0 y 3 años permanecen durante un cierto número de horas al día. Durante ese tiempo que permanecen en el centro, son supervisados por profesionales del área de la educación temprana, vigilando que no sufran ningún tipo de daño.

Diferencias entre guarderías y escuelas infantiles

En muchas ocasiones se confunde el término guarderia con el de escuela infantil. Aunque presentan muchas similitudes también se pueden encontrar claras diferencias entre ambos conceptos. Algunas de las diferencias más destacables entre una guardería y una escuela infantil son:

  • Las escuelas infantiles son centros donde se educa a los niños. Como tal deben contar con una serie de requisitos y cumplir una serie de normativas que las guarderias no tienen obligación de cumplir. En las guarderias se ofrece el primer contacto de los párvulos con los grupos sociales, se mejoran las relaciones con otros individuos de su misma edad, el lenguaje, se ofrece refuerzo físico y psicológico, pero no poseen un carácter educativo, aspecto que sí está presente en el caso de las escuelas infantiles.
  • Las escuelas infantiles de primer ciclo deben estar totalmente adaptadas a nivel arquitectónico y cumplir una normativa muy estricta que está pensada para evitar los riesgos y el peligro de los alumnos que acuden al centro. Las guarderias deben cumplir las normas que determina el ayuntamiento de la ciudad en la que se encuentran ubicadas que es quien proporciona la licencia para poder abrir este centro.
  • La titulación de los profesores es otro de los puntos en los que se encuentran diferencias. Así, en el caso de las escuelas infantiles el personal deberá poseer el título de Maestro con especialización en Educación Infantil o el título de Grado equivalente. En este punto en las guarderías de Barcelona, Madrid u otras comunidades de España se hace hincapié en el título que debe poseer ese personal, aceptando titulaciones como son la de Técnico Superior de Educación Infantil,
  • Técnico especialista Educador Infantil o Técnico en Jardin de Infancia. De todos modos, siempre la oferta pedagógica del centro de educacion infantil debe ser realizada por una persona con el título de Maestro en Educación Infantil, proyecto educativo que debe ser revisado por la Consejeria de Educación. En el caso de las guarderias, dado que su misión no es educativa, no se cuenta con la presencia de personal con este tipo de titulación.
  • Las escuelas infantiles deben contar como mínimo con tres clases para atender a niños entre 0 y 3 años. El número de alumnos por aula debe cumplir la normativa vigente. En el caso de las guarderias no existe ninguna norma sobre el número de clases con las que debe contar o el número de alumnos con el que puede contar, ya que es el ayuntamiento quien se encarga de evaluar el proyecto para otorgar o no la licencia a la guardería.
  • Tanto las guarderías como las escuelas infantiles deben cumplir una serie de condiciones de higiene, sanitarias, de seguridad y accesibilidad que se exigen para poder obtener la correspondiente licencia de apertura. En el caso de las escuelas infantiles, además, sus instalaciones deben cumplir una serie de requisitos como es el hecho de que debe contar con una entrada independiente desde el exterior, cada clase debe tener una superficie de dos metros cuadrados por cada alumno y nunca ser inferior a los 30 metros cuadrados, contar con aseo accesible para niños de 2 y 3 años, contar con un patio de juegos exclusivo con una superficie mínima entre 60 y 75 metros cuadrados, disponer de un espacio adecuado para la preparación de alimentos y aseos para el personal separados de los de los alumnos.

Elegir entre una guardería o una escuela infantil depende de diversos factores, principalmente enfocados a la finalidad que se busca en este tipo de centros. Evaluar detenidamente lo que se necesita en cada momento es vital para poder tomar la decisión más adecuada para el desarrollo del pequeño.

¿Quien creó las guarderías? - Un poco de historia

La aparición de las guarderías tuvo lugar en Europa a principios del siglo XIX. Su aparición fue la respuesta de la sociedad al aumento del trabajo de las mujeres en la industria. Como consecuencia del gran número de horas que las mujeres permanecían fuera de su hogar, la atención a los bebes se reducía considerablemente. Muchas instituciones caritativas decidieron ocuparse de estos pequeños mientras sus madres trabajaban. Se puede decir que la primera guarderia surgió en el 1846 cuando Jean Baptiste Firmin Marbeau fundó el 'Crèche' (cuna en español) un espacio en el que se dedicaba al cuidado de los pequeños de la casa. Ante el éxito de esta iniciativa comenzaron a surgir rápidamente en Europa guarderías, algunas financiadas por entidades locales o estatales. También se promovió la creación de guarderías en las fábricas para que las mujeres pudieran ser partícipes del desarrollo y cuidado de sus hijos durante breves espacios de tiempo durante su jornada laboral.

En España la primera guarderia se fundó en 1872 de la mano de la reina María Victoria, bajo el nombre de asilo de las lavanderas, ya que la idea surgió al observar que las lavanderas acudían al río con sus hijos pequeños para lavar la ropa, produciéndose desagradables incidentes de estos pequeños en el agua.

¿Son buenas o malas las guarderías? - Ventajas e inconvenientes

Un punto fundamental a tener en cuenta a la hora de tomar la decisión de dejar a nuestros hijos en una guardería es conocer los beneficios e inconvenientes que este hecho puede aportar. Algunos de los más destacables son:

  • El mayor contacto con otros párvulos es la principal causa de que contraigan un mayor número de enfermedades infecciosas a edades tempranas. Este hecho no tiene por qué suponer ningún problema en niños sanos y debidamente controlados que cuenten con la atención médica que puedan necesitar en cualquier momento.
  • Ayudan al desarrollo de las capacidades psicosociales de los pequeños, por lo que las guarderias son recomendables para el crecimiento de los niños. Se ha comprobado que los alumnos que acuden a las guarderías presentan un mayor desarrollo cognitivo que le conducirán a mayores logros académicos. Este hecho está muy relacionado con el tipo de guardería que se elija. Las guarderías de calidad son las que más beneficios pueden aportar en el desarrollo del pequeño. Las escuelas infantiles pueden resultar muy beneficiosas en este punto ya que siguen un programa educativo enfocado a mejorar estas capacidades en los párvulos. Evaluar los distintos aspectos con los que cuenta la guardería antes de dejar a nuestro hijo es vital para saber que se está tomando la decisión correcta y que ayudara al desarrollo del mismo.
  • Se favorecen las relaciones sociales. Al estar rodeados de otros alumnos durante varias horas al día, los pequeños aprenden a relacionarse, adquieren habilidades sociales que les resultaran muy beneficiosos en su vida.

Llevar a nuestros hijos a las guarderías puede aportar numerosos beneficios para ellos. Para conseguir maximizar el efecto positivo que pueden aportar es vital dedicar un tiempo para seleccionar la mejor guardería.

¿Como elegir una guardería? - Criterios importantes

Cuando llega el momento de elegir el centro de educacion infantil en el que nuestro hijo pasará todas las horas que dure la jornada laboral de los padres es vital tener en cuenta una serie de factores. En este punto pueden surgir una serie de preguntas como son donde encuentro guarderias de calidad, o cómo saber qué escuelas de educación infantil son las más adecuadas.

Guarderías públicas o guarderías privadas

El paso primero es evaluar el tipo de guardería a elegir. Existen guarderías públicas y privadas. Muchas veces poder decidir entre una guarderia publica o privada no es cosa de los padres. El número tan limitado de plazas en las guarderías públicas obliga a tener que buscar en el ámbito privado el lugar donde dejar a los niños.

Precios de las guarderías

En el caso de las guarderías públicas los precios que hay que pagar dependen de las características de las familias y muy pocas veces se llega al máximo estipulado. En el caso de las privadas se debe pagar la mensualidad y aparte las actividades extraescolares que realicen, la asistencia psicológica o la preparación de la comida que los alumnos suelen llevar de casa.

Aspectos útiles para elegir guardería

Elegir entre una u otra guardería puede ser complicado, pero existen una serie de aspectos que pueden ser muy útiles a la hora de tomar esta decisión:

  • Es bueno que esté cerca de tu domicilio o tu lugar de trabajo por si surge cualquier imprevisto. Este debe ser uno de los principales requisitos a la hora de tomar la decisión sobre la guardería a elegir.
  • Es muy recomendable que el jardin de infancia tenga un horario flexible. De esta manera los padres podrán contar con el apoyo de la guardería en el caso de que necesiten variar algún día su rutina.
  • Debe ser un sitio que inspire confianza en cuanto a la higiene y a los menús. Revisar la oferta gastronómica con la que cuenta la escuela de educación infantil, ver las instalaciones en las que los alumnos comerán, conocer el servicio que ofrece, puede ser de mucha ayuda para tomar la decisión.
  • Es muy aconsejable visitar la guardería antes de llevar al niño para poder ver cómo tratan los profesores a los párvulos, cómo son las instalaciones, comprobar que las ventanas están fuera del alcance de los niños, cómo es la clase a la que acudirá nuestro hijo, etc.
  • La guardería debe contar con los requisitos de seguridad, como es el caso de disponer de muebles sin bordes peligrosos, tener paredes sin salientes, etc., evitar al máximo los posibles accidentes ayudará a no tener imprevistos desagradables.

La elección de la guardería en la que nuestros hijos pasarán varias horas al día es vital para tener la tranquilidad que se necesita durante la jornada laboral, sabiendo que los niños estarán atendidos en todo momento y que hay profesionales experimentados cuidando de ellos ofreciendo el servicio que buscamos.

Consejos para buscar guardería

En tus guarderías te recomendamos que uses el menú superior para seleccionar tu provincia y después la ciudad en que buscas guardería. Obtendras un amplio listado de guarderías en dicha ciudad que podrás filtrar por diferentes factores así como ver su ubicación en el mapa, y por supuesto ver los servicios ofrecidos en cada una de ellas. Una vez que hayamos decidido cuales son nuestras principales opciones, teniendo en cuenta los aspectos útiles comentados en el punto anterior, siempre sin limitarnos demasiado para tener más posibilidades de encontrar lo que buscamos, debemos de proceder a enviar a las guarderías nuestras principales dudas, ya sea usando el formulario de contacto o llamando a cada una de ellas. Cuando tengamos resueltas las dudas seguramente habremos reducido la cantidad de opciones posibles, y es entonces cuando deberemos de proceder a visitar las guarderías para ver de primera mano cual es la mejor opción.

Guarderías en inglés y otros idiomas

En nuestra sociedad actual cada vez tiene mayor impacto el dominio de idiomas fundamentalmente de cara al mercado laboral. El hecho de vivir en un mundo que con el paso del tiempo está más y más globalizado implica tener que comunicarnos con personas que hablan otras lenguas, situación en la que en muchos casos nuestro idioma nativo podría quedarse corto. La guardería que elijamos puede ejercer un importante papel también en este aspecto.

Hoy en día existen guarderías que fomentan el aprendizaje de un segundo idioma en nuestros hijos desde que son muy pequeños. No hay que olvidar que cuanto más pequeños son los niños más conocimientos absorben de su entorno y más facilidad tienen para aprender, siendo por tanto la edad temprana un momento muy a tener en cuenta para incorporar otro idioma más allá de la lengua materna, que puedan ir aprendiendo de forma natural.

Cuando queramos elegir guardería veremos que existe una amplia oferta de centros que aportan ese segundo idioma, siendo en la mayor parte de los casos inglés, aunque también pudiendo tratarse de otras lenguas, ya que disponen de personal bilingüe o incluso en ocasiones personal nativo.

Si queremos que nuestros hijos dominen una lengua extranjera en el futuro, puede ser importante tomar la decisión de sumergirlos en dicha lengua durante sus primeros pasos.

Becas y cheque guardería - Ayudas

Las ayudas que se pueden solicitar para la educación de nuestros hijos depende de las comunidades autónomas. Una forma excelente de poder saber qué tipo de ayuda se puede solicitar es acudir a la guardería en la que se quiere matricular al niño y preguntar por las mismas.

A modo de orientación, se puede indicar que existen unas ayudas que se ofrecen para las guarderías en muchas comunidades autónomas de nuestro pais, denominadas cheques, ticket o bonos guarderia. Si el niño acude a una escuela privada autorizada por la Consejería de Educación de la Comunidad se tiene derecho a una ayuda económica para hacer frente a los precios de la misma.

Informarse adecuadamente sobre las ayudas existentes puede hacer mucho más llevadero el gasto que puede suponer volver a la rutina laboral, contando con escuelas adecuadas para que nuestros hijos puedan estar convenientemente atendidos mientras sus padres trabajan.


Las guarderías aportan una ayuda importantísima a las familias. Volver a trabajar después de haber sido padres es una necesidad vital, por lo que disponer de un lugar donde nuestros hijos puedan estar adecuadamente atendidos es la pieza clave para volver al ámbito profesional.

Blog TusGuarderias

Es por todos sabido que los niños, por naturaleza, prefieren alimentos de sabor dulce y rechazan sabores más fuertes como los ácidos o los amargos, les encanta todo lo dulce, y las empresas de alimentación lo saben. Esto no quiere decir que a los adultos no nos vuelvan también locos los dulces, pero es cierto que nuestro abanico de aceptación de sabores es mucho más amplio que el de un niño.

Una vez que nuestro pequeño finaliza su periodo de guardería a los tres años, comienza una búsqueda aún si cabe más importante que la que habíamos llevado a cabo en el pasado con la elección de la escuela infantil, la búsqueda de colegio para nuestro hijo. Comienzan las idas y venidas, la búsqueda de información por internet, las preguntas a padres de la zona y a amigos, el plantearnos qué tipo de formación queremos para nuestros hijos, qué clase de amigos, de qué zona, ¿queremos un colegio público o por el contrario nos decantamos por uno concertado o privado? ¿con o sin formación religiosa? ¿que sea bilingüe o no? ¿con qué tipo de instalaciones? ¿que ofrezca una amplia gama de actividades extraescolares? ¿o quizás un colegio en el que ayuden en un determinado problema al niño? Son múltiples los factores que entran en juego a la hora de decantarnos por un determinado tipo de colegio y educación, y muchas veces, aunque creamos que hemos encontrado el colegio ideal, no conseguimos plaza debido a la alta demanda. La mayor preocupación de los padres es acertar en una elección que en teoría es para muchos años. Desgranemos a continuación todas estas cuestiones que tanto preocupan a los padres.

Si piensas que tu hijo se distrae con una mosca, que no presta atención a nada, que no puede concentrarse en las tareas que lleva a cabo, que empieza un juego y lo deja a medias para empezar otro, que está nervioso con asiduidad..., si te encuentras en este caso, puede que el mindfulness (traducido como atención plena) sea el comienzo de un cambio que ni imaginabas que podría ocurrir. El mindfulness para niños es una nueva tendencia que consiste en la práctica de la meditación, lo cual provoca efectos muy beneficiosos en el niño, tanto a nivel físico como psicológico. Además, también se le considera muy bueno para que los niños aprendan a gestionar el estrés y a reducir las emociones negativas. Cada vez son más los colegios y guarderías de España que han implementado el mindfulness como una actividad más en la jornada escolar ya que se ha comprobado que los niños que practican mindfulness son más capaces de enfrentarse a situaciones de estrés, de ser empáticos con los demás y de no dejarse llevar por emociones negativas como la ira. Veamos a continuación en qué consiste el mindfulness y cuáles son los beneficios para los niños que aporta su práctica.