Ayudas para guarderías

ayudas para guarderías según la zona de España en que vivamos, que nos puede aliviar el pago del centro infantil en el que decidamos inscribir a nuestros hijos.

Ayudas para guarderías

Ser padres es una aventura. Una nueva vida depende de nosotros y nuestro principal objetivo desde ese momento es proporcionarle siempre lo mejor, tratar de que su vida esté llena de buenos momentos y que nunca le falte de nada.

Una de las primeras decisiones que debemos tomar en la vida del recién llegado se produce cuando debemos volver al trabajo. Ya no podemos pasar todo el tiempo con nuestro hijo y necesitamos encontrar un lugar adecuado en el cual pueda permanecer mientras nosotros cumplimos con nuestra obligación. La opción más habitual en estos casos es optar por una guardería donde el pequeño podrá relacionarse con otros niños de su edad, pudiendo comenzar un desarrollo social que resulta muy adecuado para el bebé además de recibir la educación apropiada para su edad.

El inicio de la escolarización de los hijos tanto en guarderías públicas como privadas, implica un gasto para las familias que, a veces, puede resultar un poco complicado de asumir. Conocer las distintas ayudas a las que pueden optar la unidad familiar cuando tienen que dar este paso es vital para que puedan tener presente con lo que pueden contar antes de comenzar esta aventura.

Algunas ideas generales sobre las ayudas para guarderías

Antes de profundizar en el tema vamos a dar unas nociones básicas para que todos los padres puedan conocer de forma general todo lo relacionado con las ayudas para guarderías. A continuación, se detallan unos conceptos básicos que nos permitirán entrar en materia:

  • Las guarderías públicas, que resultan más económicas, no disponen de tantas plazas como solicitudes se reciben. Son muchas las familias que necesitan disponer de un sitio donde poder dejar a su hijo mientras esta fuera de casa trabajando y por ello se reciben una gran cantidad de solicitudes en las guarderías públicas. El problema está en que antes de los 3 años de edad la enseñanza no está obligada a cubrir todas las plazas demandadas y por ello no se contempla la necesidad de disponer de un número adecuado de plazas para todos esos niños que no pueden estar con sus padres todo el día.
  • Para poder iniciar la escolarización de los niños menores de 3 años se ofrecen ayudas que resultan especialmente útiles en el caso de tener que recurrir a una guardería privada donde el desembolso que eso supone es considerablemente mayor. Las ayudas existentes dependen de cada Comunidad Autónoma, por lo que todos los padres deben informarse del tipo de ayudas existentes en el lugar donde viven para poder tener todas las cartas sobre la mesa antes de escolarizar al niño.
  • Los requisitos, los plazos de presentación, así como las cuantías que se otorgan con cada ayuda suelen publicarse en abril, aunque dependen mucho de cada región territorial de España. Se puede encontrar esta información en el boletín oficial de la Comunidad en cuestión, donde se puede obtener información sobre los documentos necesarios a presentar para solicitar la ayuda, los requisitos que se deben cumplir y la cuantía que se otorga para la educación de los más pequeños.
  • Cada región de España puede solicitar unos documentos diferentes a la hora de pedir una ayuda para guardería. Puede ser que en algunos casos pidan datos del niño, el DNI de los progenitores, el certificado de empadronamiento, etc. La vida laboral y la declaración de la renta del año anterior también suelen ser requeridos en este trámite, ya que es un criterio que suelen utilizar para discernir a quién van a otorgar la ayuda. En algunas Comunidades Autónomas el sistema para otorgar estas ayudas suele ir en base a unos puntos que se otorgan a cada solicitud. Estos puntos se conceden en función del trabajo de los progenitores, si ambos trabajan a jornada completa o solo media jornada, si la renta es alta, etc.
  • La presentación de este tipo de ayudas depende también del sitio donde se resida. Existen lugares donde se puede hacer el trámite de una forma muy cómoda desde Internet, rellenando el formulario adecuado y enviándolo telemáticamente. En otros lugares es necesario presentar la documentación de forma presencial en la ventanilla adecuada. Los plazos para presentar esta solicitud suelen cerrarse en mayo, aunque depende de la región territorial y es en ese mes cuando se informa a los padres si han sido beneficiarios de la beca o no.

Conocer toda la información relativa a la zona donde se reside es vital para poder saber qué pasos se deben dar, cuándo deben presentarse los documentos, dónde hay que llevarlos, etc., para poder optar a una ayuda que puede ser decisiva para que nuestro hijo disponga de una plaza en una guardería que le proporcione el cuidado y la educación que queremos.

Ayudas para guarderías en diferentes Comunidades Autónomas

Ayudas para guarderías en Madrid

En la Comunidad de Madrid las ayudas para guarderías reciben el nombre de Cheques de Educación Infantil o Cheque Guardería. En este caso, los beneficiarios de estas ayudas pueden ser niños matriculados en centros de titularidad privada autorizados, siempre que no ocupen plazas sostenidas con fondos públicos, con edades comprendidas entre 0 y 3 años. Excepcionalmente también podrán beneficiarse de estas ayudas los niños mayores de 3 años que deban permanecer un año más en el centro de educación infantil por razón de necesidades educativas especiales.

Para poder optar a estas ayudas para el curso 2017-18 un requisito imprescindible es que el niño debe haber nacido antes del 32 de octubre de 2017. Además, debe estar matriculado o tener hecha una reserva de plaza para el próximo curso escolar en un centro de educación privada de Madrid.

La cuantía de estos cheques suele ser de 1.100 euros a razón de cuotas de 100 para cada uno de los meses que comprende el periodo escolar desde septiembre a julio, ambos inclusive. En función de los ingresos familiares que se justifiquen se puede llegar a una cantidad de 1.760 euros repartidos en cuotas de 160 al mes durante el periodo escolar. El método para otorgar estas ayudas se establece en función de una clasificación por puntos que contempla diversos factores:

  • La renta per cápita de cada familia solicitante. De esta forma se puntúa con un 5 a la familia con menores ingresos y con un 0,5 a la familia con más ingresos per cápita.
  • La composición familiar. Se otorgan 2 puntos a las familias numerosas y 1 punto a los demás tipos de familias existentes.
  • La situación laboral de los progenitores. Se considera si los progenitores trabajan a tiempo parcial o completo otorgando una puntuación en cada caso concreto.
  • La situación social. Se consideran las situaciones especiales que impiden atender a los hijos.

El presupuesto del que se dispone para este cheque de guardería en el próximo curso escolar es de 36 millones lo que supone que 32.700 niños puedan beneficiarse de las mismas, cifra que supera la del curso anterior.

La tramitación de esta ayuda se puede realizar por Internet de una forma cómoda y sencilla siguiendo los pasos que se detallan en la convocatoria. También existe la opción de presentar la documentación de forma presencial, para que cada familia pueda optar por la forma que le resulte más cómoda o útil.

En este caso, la documentación necesaria para optar a estas ayudas es:

  • El DNI de los progenitores
  • Información de la renta del año anterior
  • Titulo de familia numerosa si esta expedido en Madrid
  • Informe de la Vida Laboral, si esta dado de alta en el régimen de la Seguridad Social incluidos los Trabajadores Autónomos
  • Certificado de discapacidad, si esta expedido en Madrid

La solicitud debe estar firmada por ambos progenitores, salvo en el caso de que uno de ellos no forme parte de la unidad familiar. En el caso de realizar una presentación telemática, como solamente uno de los progenitores puede firmarla se deberá presentar un documento del otro progenitor donde se autorice la presentación de esta en su nombre.

Ayudas para guarderías en Valencia

En el Diario Oficial de la Generalitat Valenciana (DOGV) se recoge toda la información relativa a las ayudas que la Conselleria de Educación ha establecido para la escolarización de niños entre 0 y 3 años en la Comunidad Valenciana. Estas ayudas van destinadas tanto a guarderías municipales como privadas.

En esta región este tipo de ayudas reciben el nombre de Bono Infantil. Este año se ha adelantado el plazo para realizar el trámite pertinente para solicitar dicho bono, permitiendo de este modo que los padres dispongan de más tiempo para la gestión de las mismas. También supone un beneficio para los centros que dispondrán de más tiempo para evaluar todas las solicitudes recibidas. El importe de las ayudas que se concederán para el curso 2017-18 es de 33 millones, lo que supone mantener el nivel de inversión que la Conselleria de Educación de Valencia ha realizado este año para el año que viene. Además, se está tratando de gestionar un aumento del presupuesto destinado a estos bonos en medio millón más antes de que se produzca la adjudicación de los mismos.

En la Comunidad Valenciana se permite la presentación de la solicitud por vía telemática, lo que supone una ventaja para los padres que disponen de poco tiempo y que les resulta mucho más cómodo poder enviar a través de Internet esta solicitud en el momento en que pueden. La única excepción en este paso de presentación de los documentos solicitados es cuando se solicita la ayuda por primera vez. En este caso, los progenitores deberán firmar manualmente las solicitudes y entregarlas junto a la documentación en el centro donde quieren matricular a su hijo. Si ya se ha sido beneficiario de un Bono Infantil y las condiciones económicas de la familia no han cambiado no es necesario aportar ningún documento al centro, siendo esta medida una forma muy acertada para agilizar el trámite y resolución de las becas en la medida de lo posible.

Podrán optar a estas ayudas los alumnos con edades comprendidas entre 0 y 3 años de edad que estén matriculados para el curso 2017-18 en escuelas y centros de Educación Infantil de primer ciclo que estén autorizados en el territorio valenciano. Es un requisito que el niño haya nacido o esté previsto su nacimiento con anterioridad al 31 de diciembre de 2017. Otro requisito que se debe cumplir es que el niño debe estar matriculado en un centro autorizado de la Comunidad Valenciana que debe cumplir una serie de obligaciones como son:

  • El centro debe estar autorizado por la Conselleria de Educación en materia de educación con anterioridad a la publicación de la convocatoria.
  • Debe cumplir con los requisitos expuestos en el Decreto 2/2009 del Consell donde se establecen los requisitos mínimos que deben cumplir los centros que imparten el primer ciclo de educación en la Comunidad Valenciana.
  • El centro debe cumplir con el horario y calendario escolar.
  • No debe superar el ratio profesor/alumno que establezca la normativa en vigor.
  • Disponer del número de profesionales con la cualificación que establece la normativa vigente.
  • Tener al personal dado de alta en el régimen de la Seguridad Social.

Uno de los principales criterios para la resolución de la adjudicación de estas becas será la renta familiar. De esta forma se trata de beneficiar a aquellas familias que cuentan con menores recursos y para las cuales la negación de esta ayuda podría suponer la no escolarización del niño, ocasionando graves problemas para conciliar la vida laboral y familiar de los padres. La cuantía que le corresponderá a cada familia vendrá determinada por la renta per cápita familiar y serán excluidas aquellas cuya renta familiar supere el umbral de los 72 460 euros anuales.

De forma orientativa, las becas conocidas como Bono Infantil para guarderías de la Comunidad Valenciana suelen oscilar entre los 70 y los 200 euros por alumno con edades entre 0 y 1 año, los 70 y 120 euros para alumnos con edades entre 1 y 2 años y los 80 y 140 euros si el alumno tiene una edad comprendida entre 2 y 3 años.

Ayudas para guarderías en Andalucía

Las ayudas para guarderías en la Comunidad de Andalucía han sufrido este año un cambio importante según ha anunciado la Junta de Andalucía. Hasta la fecha existía una serie de convenios con los centros de educación infantil según el cual las familias solamente debían abonar una parte del gasto que suponía la escolarización del menor. De esta forma, el coste de una plaza escolar para niños entre 0 y 3 años suele estar entorno a los 209 euros mensuales si no se quiere tener acceso al comedor y 278,8 euros mensuales si se incluye el servicio de comedor. Pero las familias eran bonificadas con un porcentaje en función de sus niveles de renta y sus circunstancias familiares mediante las cuales estas solamente debían abonar una parte del gasto que supone esta escolarización. Esa red de centro con convenio ha dejado de existir para aparecer lo que se denomina becas-bebé, permitiendo que cualquier centro que reúna unos requisitos mínimos pueda añadirse a este nuevo sistema de becas. De esta manera, las familias son las que deciden el centro en el que quiere pedir la ayuda, ampliándose considerablemente las opciones de centros a las que las familias pueden llevar sus hijos.

El inconveniente de este nuevo tipo de ayuda es que se establece un plazo para la presentación de las solicitudes. Hasta el momento los padres tenían acceso a la bonificación, si les correspondía, en el momento en que decidían matricular a su hijo siempre que consiguieran plaza en el centro concertado.

Las ayudas que la Junta de Andalucía ofrece para los niños con edades comprendidas entre 0 y 3 años para el próximo curso escolar cuentan con un presupuesto de 175,4 millones. El sistema de adjudicación está basado en los ingresos que reciban las distintas familias que soliciten este tipo de becas, estableciéndose bonificaciones que van desde el 100 % del coste de la plaza al 10% pasando por el 90, 80, 70, etc.

De esta forma, una familia que cuenta con unos ingresos mínimos por debajo de 14.910 euros al año no tendrá que pagar nada por las guarderías, mientras que una familia de cuatro miembros donde la suma de ingresos de los dos progenitores sea de 1.800 al mes recibirá una subvención del 70 % del coste de la plaza.

Cheque guardería

Existen algunas Comunidades Autónomas como por ejemplo puede ser el caso de la Región de Murcia donde las ayudas para guardería se conocen con el nombre de cheque guardería. Con este nombre se denomina a una ayuda económica que muchas empresas ofrecen a sus empleados para el pago del colegio de sus hijos, haciéndoles mucho más fácil y cómoda la vuelta al trabajo después del nacimiento de su hijo.

El procedimiento para poder solicitar este cheque es sencillo. El padre o madre debe tratar el tema con su empresa, en el caso de que ofrezca este servicio y solicitar dicho cheque mediante el cual recibirá una subvención para cubrir el gasto de la guardería del menor.

El cheque guardería está destinado a empleados con hijos con edades comprendidas entre 0 y 3 años de edad y el objetivo de este tipo de ayuda consiste en que el pago de la escuela infantil que hace posible que los padres puedan volver a su trabajo quede exento de IRPF, por tanto debemos de entender que la cantidad de dinero dedicada a los cheques se recortará del salario de los padres y la auténtica ventaja será que no pagaremos impuestos por dicha cantidad.

Este sistema ofrece muchas ventajas tanto para la empresa como para el trabajador, así, se pueden nombrar:

  • El cheque de guardería aumenta la motivación de los empleados con hijos pequeños ya que mejora su poder adquisitivo. Para la empresa es importante que sus empleados estén contentos ya que eso repercute en la producción.
  • El cheque de guardería es una ayuda muy importante para la conciliación de la vida laboral y familiar. Es uno de los beneficios sociales más importantes para trabajadores con hijos con edades entre 0 y 3 años ya que les hace la vida mucho más sencilla y les aporta una tranquilidad inmejorable.
  • Supone un sistema muy sencillo, sin que ello suponga ningún tipo de impacto para el sistema de nóminas del que disponga la empresa.

Existen dos formas de administrar esta ayuda, cada empresa escoge el formato que le resulte más apropiado. Ambos métodos tienen las mismas ventajas fiscales, solo cambia la forma en que la guardería recibe el pago. Así, puede utilizarse un cheque de guardería en papel, un método similar a los pagos en efectivo y en esencia casi igual que los cheques restaurante. Si el importe del cheque no cubre la mensualidad se puede pagar la diferencia en efectivo o con tarjeta. La empresa entrega los cheques a los empleados de una forma cómoda. Otra forma de utilizar este cheque es de manera virtual. En este caso la empresa realiza una trasferencia a la guardería con el pago, lo que permite disponer de un sistema mucho más cómodo ya que los pagos se pueden incluso automatizar.

Existen una serie de aspectos que deben tenerse en cuenta. Así, en Álava, Vizcaya y Guipúzcoa el empleado puede obtener un máximo de exención fiscal anual de 1.000 euros. Si la cantidad supera ese importe debe tributar como retribución en especies.

De forma general, el importe que se recibe en concepto de cheque de guardería no puede superar el 30 % del salario anual del empleado.


Informarse de las distintas ayudas que se ofrecen en las Comunidades Autónomas, conocer los plazos de presentación y resolución y saber los requisitos que se deben cumplir es vital cuando se debe decidir la guardería a la que llevaremos a nuestro hijo para poder seguir con nuestra vida laboral. Contar con una ayuda para hacer frente al desembolso que supone esta faceta de su vida, en muchos casos, es determinante para que los padres puedan cumplir con sus obligaciones con la tranquilidad de que sus hijos se encuentran en un centro adecuado y de confianza.