Sillas de coche para bebé

La compra de la silla de coche para bebé es una decisión que conlleva realizar un exhaustivo estudio ante la infinidad de sillas de coche para niños que existen en la actualidad en el mercado, así como conocer en profundidad los distintos grupos de sillas de coche, sus características y sus funcionalidades. Todo esto se debe a que en los últimos años se han extremado las medidas de seguridad en lo que al transporte en auto de bebés y niños se refiere. Atrás quedan esos largos viajes a la playa con nuestra familia en donde los niños iban en los asientos traseros moviéndose, jugando o incluso tumbados durmiendo. Hoy en día esto es un acto impensable a la vez que irresponsable.

Leer más
Precio
 


 
 
Grupo
 

 
 
Isofix
 
Si
 
 

Lista de sillas de coche para bebé

Ordenar por:
Silla de coche grupo 1 Concord Absorber XT Indigo
Concord
 

Silla de coche grupo 1 Concord Absorber XT Indigo

305,94

 
Britax Römer Baby-Safe plus SHR II - Asiento infantil para coche, grupo 0+ (recién nacido - 13 kg) negro Cosmos Black
Römer Britax
 

Britax Römer Baby-Safe plus SHR II - Asiento infantil para coche, grupo 0+ (recién nacido - 13 kg) negro Cosmos Black

156,22

 
Chicco Oasys 1 Evo - Silla de auto, grupo 1, color gris
Chicco
 

Chicco Oasys 1 Evo - Silla de auto, grupo 1, color gris

254,15

 
Römer King II LS - Silla de coche, grupo 0/1/2/3, color cosmos black
Römer
 

Römer King II LS - Silla de coche, grupo 0/1/2/3, color cosmos black

260,00

 
Cybex Sirona M2 i-Size - Silla de coche + base, grupo 0+/1 (0-18 kg, desde nacimiento hasta 4 años aproximadamente), color Infra red [Colección 2017]
Cybex
 

Cybex Sirona M2 i-Size - Silla de coche + base, grupo 0+/1 (0-18 kg, desde nacimiento hasta 4 años aproximadamente), color Infra red [Colección 2017]

389,00

 
Chicco Seat Up 012 - Silla de coche Isofix para niños de 0 a 6 años (0-25 kg), grupo 0+/1/2, color gris
Chicco
 

Chicco Seat Up 012 - Silla de coche Isofix para niños de 0 a 6 años (0-25 kg), grupo 0+/1/2, color gris

349.00
296,00

 
Römer 2000027813 - Silla de cochecito, grupo 1, color wine rose
Römer
 

Römer 2000027813 - Silla de cochecito, grupo 1, color wine rose

122,02

 
Maxi-Cosi asiento 63409661 Perla de coche para niños, Grupo 1, 9-18 kg, robin rojo
Maxi-Cosi
 

Maxi-Cosi asiento 63409661 Perla de coche para niños, Grupo 1, 9-18 kg, robin rojo

224,32

 
Römer 2000025667 - Silla de cochecito, grupo 1, color storm grey
Römer
 

Römer 2000025667 - Silla de cochecito, grupo 1, color storm grey

234,77

 
Bébé Confort Trianos - Silla de coche, grupo 1/2/3, color negro
Bébé Confort
 

Bébé Confort Trianos - Silla de coche, grupo 1/2/3, color negro

170.00
116,79

 
Lorelli 10070921539 Lotus Cosy asiento auto bebé Beige grupo 0 + 0 – 13 kg
Lorelli
 

Lorelli 10070921539 Lotus Cosy asiento auto bebé Beige grupo 0 + 0 – 13 kg

82,30

 
Cybex Sirona M2 I-Size - Silla de coche, grupo 0+/1, color gris claro
Cybex
 

Cybex Sirona M2 I-Size - Silla de coche, grupo 0+/1, color gris claro

299,00

 
| 1 | 2 | 3 | ...

En nuestro país existe una estricta legislación sobre los Sistemas de Retención Infantil (SRI), que engloban a los capazos homologados para automóvil con sus accesorios de seguridad, así como a las sillas de coche para bebé y a los alzadores con o sin respaldo. Esta legislación determina que absolutamente todos los niños que midan menos de 135 centímetros de altura, deben utilizar un sistema de retención infantil acorde a su altura, peso y edad. No obstante, aunque nuestra legislación no lo exija, hay que destacar que según la Unión Europea, es muy recomendable alargar el uso de los Sistemas de Retención Infantil hasta que el niño alcance los 150 centímetros de altura. Esta prolongación de su uso hasta esta altura hace que los daños que pueda sufrir el niño sean menores en caso de accidente.

Actualmente, los SRI que encontramos en el mercado, están homologados bajo cualquiera de estas dos normativas: la ECE R44/04 y la ECE R129 (conocida como i-Size). En ellas se establecen los requisitos que todos los fabricantes deben cumplir a la hora de desarrollar y producir sus dispositivos de retención infantil.

Grupos de sillas de coche de bebé

Las sillas de auto infantiles están homologadas desde hace varios años, en función del peso del bebé o el niño, por lo que la edad sirve sólo como orientación, nunca como homologación. En la actualidad ha entrado en vigor una nueva homologación ECE R129 (i-Size), que además de tener en cuenta el peso del niño, valora también su altura.

Existen por lo tanto cinco grupos de sillas de coche para bebés y niños, veamos a continuación los diferentes tipos y sus características:

Sillas de coche grupo 0

Sillas indicadas para bebés con edad orientativa de 0 a 12 meses. Pertenecen a este grupo los cucos o capazos homologados para el coche con su correspondiente kit de seguridad. Los capazos se instalan en posición transversal a la marcha en los asientos traseros del auto. Existen en el mercado dos versiones, los capazos para carro de paseo a los que se ha añadido un anclaje de sujeción (el anclaje es el que lleva la homologación) y los capazos de seguridad que se fijan directamente al automóvil y que de manera opcional pueden ser acoplados en un carrito de bebé (el capazo lleva la homologación).

Sillas de auto grupo 0+

Sillas indicadas para bebés de 0 a 13 kilos o de 45 a 75 centímetros y edad orientativa de 0 a 18 meses. Esta silla para bebés es el conocido porta bebés o maxicosi, que se instala siempre en sentido contrario a la marcha para de esta forma, minimizar el esfuerzo de las cervicales frente a la inercia de un choque. El bebé viaja semi-acostado, y está sujeto con un arnés de seguridad a la propia silla. La mayor parte de estas sillas de grupo 0+ se adaptan al carrito de paseo, lo cual es muy cómodo. Está totalmente prohibido llevar una silla de este grupo de espaldas en el asiento del acompañante con el airbag activado. Opcionalmente se puede instalar con Isofix, acoplándolo a una base con pata de apoyo.

Sillas de coche grupo I

Sillas indicadas de 9 a 18 kilos o de 75 a 105 centímetros y una edad orientativa de 9 meses a 3 años. La mayor parte de estas sillas de auto para bebés se instala en el sentido de la marcha, aunque cada vez se está extendiendo más el uso de adquirir sillas de Grupo I a contramarcha, ya que se ha demostrado que son bastante más seguras. En todo caso, se recomienda que los niños no viajen de cara mientras no aguanten la cabeza erguida, estando recomendado viajar en la posición más reclinada hasta cumplir un año de edad. En este grupo, el niño va sujeto con un arnés de seguridad a la propia silla. Es muy recomendable el uso de Isofix en este grupo de sillas, ya que proporciona una seguridad extra.

Existen modelos que sirven para los Grupos I, II y III, de modo que tenemos tres sillas en una, el problema es que al no ser específicas para una edad en cuestión, en los tests de seguridad no salen muy bien paradas.

Sillas de auto grupo II

Sillas indicadas para niños de 15 a 25 kilos o de 105 a 125 centímetros y edad orientativa de 3 a 6 años. Son las sillas de auto o elevadores con respaldo que se ajustan con el cinturón del coche y que se orientan siempre en el sentido de la marcha. Es difícil encontrar una silla que sea sólo del Grupo II, normalmente suele ir acompañando al Grupo I o al III. Tiene que incorporar una guía para adaptar el cinturón del coche a la altura del hombro del niño y debemos asegurarnos que la banda horizontal pase por sus caderas, y nunca por su estómago.

Sillas de coche grupo III

Sillas indicadas de 22 a 36 kilos o de 125 a 150 centímetros y edad orientativa de 5 a 12 años. Su función primordial es la de desviar el recorrido del cinturón de seguridad del coche para adaptarlo a las dimensiones del cuerpo del niño, evitando de esta forma que el tramo diagonal cruce delante del cuello o de la cara. El Reglamento de Circulación dice que este tipo de silla debe utilizarse hasta los 135 cm. de altura, pero lo recomendable es utilizarlo hasta  los 150 cm., independientemente del peso del niño.

En las sillas para auto del Grupo III existen sistemas de retención con respaldo y sin respaldo, y con respaldo fijo o desmontable. El uso de respaldo es importante, incluso básico, ya que protege la cabeza frente al impacto lateral. También es recomendable el uso de Isofix en este tipo de sillas, ya que se gana estabilidad ante un impacto lateral y evita que se convierta en un proyectil en caso de impacto en ausencia de ocupante.

Sistema de retención Isofix para sillas de coche

El sistema de sujeción especial que fija las sillas de seguridad infantil al automóvil Isofix fue utilizado por primera vez en el año 1997, desarrollado por la marca Britax Römer en colaboración con Volkswagen.

El sistema Isofix es un sistema que permite anclar una silla de coche para bebés y niños a un vehículo. En función del número de puntos de anclaje, encontramos dos tipos de Isofix:

Isofix de tres puntos de anclaje

En este tipo de Isofix dos anclajes metálicos están ubicados entre el respaldo y el asiento del coche y en ellos sujetamos los dos conectores situados a cada lado de la parte inferior de la silla. El tercer punto de anclaje, denominado Top Tether, se ubica en el maletero, detrás del respaldo del asiento o en la bandeja del maletero, y allí conectamos la correa que sale de la parte superior de la silla, para de esta forma, evitar que vuelque hacia delante en caso de impacto.

Isofix de dos puntos de anclaje

Muchos vehículos solo disponen de los dos anclajes inferiores para sujetar la silla al auto mediante el sistema Isofix no pudiendo usarse el anclaje superior. 

Es muy recomendable el uso del sistema de retención Isofix en las sillas de auto para bebé por varios motivos:

  • Con Isofix la instalación de la silla de coche para bebé es rápida y sencilla, minimizando el riesgo de cometer errores de montaje de la silla y de tensado y colocación del cinturón de seguridad.
  • En las pruebas de impacto el sistema Isofix demuestra unos mejores resultados en caso de accidente.
  • Brinda una estabilidad adicional en caso de impacto lateral.
  • La silla de auto está anclada permanentemente al coche, por lo que en caso de ausencia del ocupante se evita que pueda salir despedida en caso de impacto frontal.

Sillas de coche a contramarcha para bebés

En la actualidad se ha comenzado a recomendar que los niños viajen a contramarcha el mayor tiempo posible, ya que esta orientación es la que mejor protege tanto la cabeza como las vértebras cervicales en caso de un impacto frontal.

En el Reglamento General de Circulación  de nuestro país, no existe ninguna referencia a la edad o peso mínimos a partir de los cuales un niño debe de usar una silla a contramarcha o puede viajar de cara a la marcha. Solo establece que los menores de edad que no superen los 135 cm. de estatura deben viajar en un dispositivo de retención infantil homologado adaptado a su peso y talla en los asientos traseros (salvo excepciones).

Aunque la normativa permita homologar sillas de cara a la marcha para niños a partir de 9 kilos, se considera muy peligroso que los niños viajen con esta orientación antes de los 15 meses. La recomendación actual es que vayan a contramarcha el mayor tiempo posible, hasta los cuatro años o incluso más.

Pero, ¿por qué es recomendable usar una silla de coche a contramarcha el mayor tiempo posible? Es muy sencillo, en caso de colisión frontal, la fuerza del impacto se dirige a la parte posterior del respaldo de la silla a contramarcha y el resto de energía se extiende uniformemente por cabeza, cuello y la parte superior del cuerpo. Cuando esta fuerza se extiende por una mayor superficie, tiene menos energía para causar daño en una zona concreta y, de esta forma, se disminuye la posibilidad de que el bebé sufra lesiones.

Si se produce una colisión frontal con una silla de cara a la marcha, llega más energía al cuerpo, la cabeza y el cuello del niño y las fuerzas se concentran en el arnés que sostiene al niño. Esto aumenta la probabilidad de que el niño sufra una lesión.

¿Cómo elegir una silla de coche para bebé?

A la hora de elegir una silla de coche para nuestro hijo conviene que tengamos en cuenta una serie de factores:

  • Hay que comprobar que la silla de seguridad infantil esté homologada según la normativa ECE R44/04 o bien la nueva homologación ECE R-129 (i-Size).
  • Si hemos elegido una silla con Isofix es muy importante que nos aseguremos de que la silla es compatible con nuestro coche, consultando las instrucciones del fabricante y/o la lista de vehículos homologados.
  • Conviene que elijamos una silla que abarque pocos grupos de peso, como mucho dos, ya que las sillas de seguridad infantil enfocadas a uno o dos grupos de peso suelen dar mejores resultados en los test de seguridad.
  • Si nos hemos decantado por una silla de segunda mano deberemos asegurarnos que está en perfecto estado y que no haya sufrido ningún accidente previo.

Comprar e instalar la silla de coche para bebe

A la hora de llevar a cabo la instalación de la silla de coche para bebé que hayamos comprado, deberemos tener en cuenta una serie de indicaciones, ya que una silla infantil debidamente instalada en el auto minimiza los riesgos que corren los niños en caso de accidente:

  • La zona trasera del coche es la más segura para los niños, especialmente el asiento central. Y la posición más peligrosa es la del asiento delantero derecho. Por este motivo la ley impide el uso de los sistemas de retención infantil en la plaza delantera derecha, salvo en tres casos excepcionales: que los asientos traseros ya estén ocupados por menores con SRI, que el fabricante recomiende instalarla en la parte delantera y que el vehículo no disponga de asientos traseros.
  • Nunca debemos colocar el portabebé a contramarcha en el asiento delantero, a no ser que se haya desactivado previamente el airbag del copiloto. La apertura del airbag puede ser mortal para el bebé.
  • Al recibir la silla de seguridad infantil conviene probarla en nuestro auto para asegurarnos de que se ajuste a su espacio y características.
  • Hay que leer detenidamente las instrucciones del fabricante antes de usar la silla por primera vez y guardarlas en un lugar donde encontrarlas cuando las necesitemos.
  • La silla de coche para bebé debe quedar firmemente sujeta al asiento del coche, sin ningún tipo de holgura ni movimiento, tanto lateral como longitudinalmente.
  • Hay que asegurarse de que la silla esté bien anclada y ajustado el cinturón al cuerpo del bebé, quedando liso.
  • Si el bebé viaja en capazo hay que colocarlo de forma que el extremo de la cabeza esté enfrentado a la parte central del vehículo.
  • Si el niño usa sillas del Grupo II/III, hay que comprobar el recorrido del cinturón de seguridad del vehículo por su cuerpo, ya que la banda superior debe pasar por encima de su clavícula. Si pasa por encima del cuello quiere decir que todavía no tiene suficiente estatura para esa silla.

Sillas de coche baratas

Al igual que ocurre con muchos otras productos destinados a transportar a nuestro bebé, como puedan ser las sillas de paseo, existe una amplia oferta de sillas de coche en el mercado, muchas de ellas a un precio muy económico. El que una silla de coche sea barata, no quiere decir que no sea segura, ya que todas las sillas de coche para bebés y niños tienen que estar homologadas y cumplir con todos los requisitos necesarios de seguridad. Conviene por lo tanto que no nos fijemos tanto en el precio y sí más en los diferentes estudios del mercado que indican cómo se comporta una silla en caso de accidente.

Por supuesto podemos encontrar interesantes ofertas de sillas de coche baratas en internet, por ejemplo en esta misma web, y recibirlas cómodamente en nuestro domicilio.