Sacaleches

El sacaleches es un artículo que usan las madres que se han decantado por ofrecer a su bebé lactancia materna. Existen diversos tipos de sacaleches y esencialmente se trata de un extractor que vacia el pecho cuando el bebé no puede hacerlo suficiente o de forma adecuada, asi como extraer la leche y preparar biberones para momentos en que la madre no puede dar el pecho a su bebé.

Leer más
Precio
 


 
 

Lista de sacaleches

Ordenar por:
Sacaleche, VOSMEP Extractor de Leche Manual Succión Simulada Amamantamiento BPA-Free & 100% Grado Slimenticio Bomba de Mama (Púrpura) SH50
VOSMEP
 

Sacaleche, VOSMEP Extractor de Leche Manual Succión Simulada Amamantamiento BPA-Free & 100% Grado Slimenticio Bomba de Mama (Púrpura) SH50

9,99

 
DORSION Sacaleches Eléctrico Extractor de Leche Eléctrico Inteligente con Funcción de Masaje BPA-Free
DORSION
 

DORSION Sacaleches Eléctrico Extractor de Leche Eléctrico Inteligente con Funcción de Masaje BPA-Free

20,99

 
Helly BS 860 - Extractor de leche manual
Helly
 

Helly BS 860 - Extractor de leche manual

10,09

 
MADENAL Extractor de Leche Eléctrico Doble con Tecnología 3-Phase Expression, Masaje Cómodo Saludable Bebé Alimentación, Bolsas para almacenaje de leche materna Incluida
madenal
 

MADENAL Extractor de Leche Eléctrico Doble con Tecnología 3-Phase Expression, Masaje Cómodo Saludable Bebé Alimentación, Bolsas para almacenaje de leche materna Incluida

332,99

 
Maymom Kit extractor de leche Medela de oscilación de lactancia. Incluye 1 mediana para senos (Comparable a Medela PersonalFit 27mm), 1 válvula, 1 membrana y 1 tubo de repuesto para la bomba de oscilación Medela. Reemplace Medela PersonalFit 27mm senos, vá
Maymom
 

Maymom Kit extractor de leche Medela de oscilación de lactancia. Incluye 1 mediana para senos (Comparable a Medela PersonalFit 27mm), 1 válvula, 1 membrana y 1 tubo de repuesto para la bomba de oscilación Medela. Reemplace Medela PersonalFit 27mm senos, vá

21,00

 
Cmbear Extractor de leche manual Cómodo BPA-liberan Ajustable de 3 Grados Bomba de pecho con 2 botellas y un chupete del silicón.
Cmbear
 

Cmbear Extractor de leche manual Cómodo BPA-liberan Ajustable de 3 Grados Bomba de pecho con 2 botellas y un chupete del silicón.

36,07

 
naturebond Bomba de mama de silicona tapón
NatureBond
 

naturebond Bomba de mama de silicona tapón

12,39

 
Philips AVENT - Sacaleches (SCF334/02)
Philips Avent
 

Philips AVENT - Sacaleches (SCF334/02)

273.99
205,44

 
Sacaleches Manual SUMGOTT Extractor de leche Mano con Cojín de Masaje sin BPA
SUMGOTT
 

Sacaleches Manual SUMGOTT Extractor de leche Mano con Cojín de Masaje sin BPA

24,99

 
Spectra M1 Dual expresión funda para extractor de leche eléctrico (28 mm)
Spectra
 

Spectra M1 Dual expresión funda para extractor de leche eléctrico (28 mm)

162,82

 
Bébé Confort 32000189 - Extractor eléctrico de leche materna, color blanco y azul
Bébé Confort
 

Bébé Confort 32000189 - Extractor eléctrico de leche materna, color blanco y azul

89,98

 
Yan Manual breastpump alimentación 150 ml con bebé pezones botella
YAN
 

Yan Manual breastpump alimentación 150 ml con bebé pezones botella

15,89

 
| 1 | 2 | 3 | ...

Una vez extraída la leche de la madre gracias a este invento, la podemos conservar de varias formas. La leche materna se puede congelar siempre a una temperatura de -20 °C y conservar por un periodo de hasta seis meses. Es importante tener en cuenta que la leche descongelada no se debe volver a congelar de nuevo bajo ningún concepto. En la nevera la leche materna se mantiene en buen estado entre dos y cuatro días. Y si lo que queremos en consumirla en ese mismo día, hay que saber que la leche materna dura, en buenas condiciones a temperatura ambiente (19-22 °C), unas diez horas. Usando el sacaleches y teniendo en cuenta estos parámetros podremos continuar con la lactancia materna aunque en determinados momentos no podamos estar presentas, ya que la leche que hemos sacado usando este extractor podrá ser administrada al bebé por otra persona, usando un biberón.

El funcionamiento del sacaleches y su utilización por parte de la madre requiere de una mínima técnica, habitualmente no suele funcionar correctamente la primera vez que se usa, pero no debemos desesperar, es cuestión de práctica y paciencia para que obtengamos los resultados deseados. Hay que destacar que el pecho funciona de forma que produce más leche cuanto más se vacía.

¿Qué es el sacaleches?

El sacaleches, tal y como hemos adelantado anteriormente, es un aparato, que puede ser manual o eléctrico, gracias al cual se puede extraer la leche materna.

Realizar la extracción de la leche es muy necesario en diversos casos, como por ejemplo cuando la madre tiene la sensación de tener exceso de leche (los pechos se inflaman, se ponen duros y duelen), o la madre no puede estar presente siempre durante la lactancia de su bebé.

Veamos a continuación las situaciones más comunes en las que se suele usar el sacaleches:

Al recién nacido le cuesta coger el pecho

Esto es algo muy habitual en los bebés prematuros. La madre, en este caso, deberá estimular desde el primer día la subida de la leche y el sacaleches le será de gran ayuda. Así se podrá conservar la leche hasta que el bebé mame por sí mismo facilitando que en ese momento la madre pueda suministrar leche correctamente y por tanto continuar con la lactancia materna.

La madre produce más leche de la que el niño puede ingerir

Gracias al sacaleches la madre podrá vaciar los pechos de la leche sobrante, evitando de esta forma posibles obstrucciones y mastitis que consiste en la inflamación de la glándula mamaria provocada por una obstrucción de los conductos de la leche durante la lactancia.

La madre sufre de grietas en los pezones y la lactancia es demasiado dolorosa

En caso de sufrir dolor, principalmente a causa de grietas en el pezón, el sacaleches es un aliado, ya que la propia madre es la que controla la fuerza y ritmo de succión.  

El bebé tiene malformaciones en el paladar o en la boca

Cuando los bebés malformaciones como el frenillo o el labio leporino, que hacen que para él sea muy complicado y casi imposible succionar del pecho de la madre. De este modo le podremos dar un biberón relleno con leche extraida de la mama de la madre y así no tener que prescindir de la lactancia materna.

La madre tiene que reincorporarse a su puesto de trabajo

Si la madre continúa con su actividad laboral, fuera de casa, y quiere seguir dándole a su bebé leche materna.

La madre tiene que tomar medicamentos que incompatibles con la lactancia materna

En este caso, se extraerá la leche, mediante el sacaleches, antes de tomar los medicamentos y de esta forma, durante los días que dure el tratamiento, le podrá proporcionar al bebé la leche guardada previamente.

La madre ha dejado de dar el pecho por el motivo que sea y quiere volver a darlo

Esto se puede conseguir usando un sacaleches, ya que siendo constante se recupera de forma total la lactancia e incluso aparece cuando nunca se llegó a instaurar.

Pero ante todo, hay que tener en cuenta que lo ideal es que sea el bebé el que extraiga la mayor cantidad posible de leche y usar sólo el sacaleches en el caso de que no vacíe el pecho de la madre por completo.

¿Sacaleches eléctrico o sacaleches manual?

En el mercado existen dos tipos de sacaleches, el sacaleches eléctrico y el sacaleches manual. Los extractores manuales funcionan al accionar el mecanismo de succión con la mano, mientras que los eléctricos tienen un motor eléctrico que hace funcionar el mecanismo. Ambos modelos tienen diferencias y habrá que elegir por lo tanto, el que más se ajuste a nuestros gustos y necesidades, ya que los dos son efectivos si se usan de forma correcta.

Veamos a continuación las diferentes características que aportan los dos tipos de sacaleches que podemos encontrar en la actualidad en el mercado:

  • Los sacaleches manuales tienen la ventaja sobre los eléctricos, de que permiten ejercer un control total de la succión, en velocidad, intensidad, duración y tiempo de pausa, mientras que los sacaleches eléctricos, en la mayor parte de los modelos, sólo permiten controlar la velocidad y la intensidad.
  • Normalmente un sacaleches eléctrico es más rápido que uno manual, aunque hay madres que debido a su nivel de uso llegan a la misma velocidad con el manual.
  • Hay varios tipos de sacaleches manuales en función del modo en que se consigue extraer la leche, con una pera, apretando un gatillo, etc., pudiendo resultar unos más cómodos que otros.
  • Hay dos tipos de sacaleches eléctricos: de extracción doble (los dos pechos a la vez) o de extracción simple (un sólo pecho cada vez). La ventaja de los sacaleches eléctricos es que permiten la extracción de los dos pechos a la vez, por lo que se ahorra mucho tiempo.
  • Los sacaleches eléctricos son bastante más caros que los sacaleches manuales.
  • Las madres que utilizan sacaleches eléctricos producen más leche que las que usan los manuales, ya que hacen aumentar los niveles de prolactina, la hormona que regula la producción de leche.

La elección de un sacaleches debe venir determinada por la frecuencia de uso que le vayamos a dar y del tiempo que tengamos para extraernos la leche, ya que no en todos los casos necesitaremos un sacaleches eléctrico, y en la mayor parte de las ocasiones ni siquiera necesitaremos un sacaleches.

Entonces, ¿cuál es el tipo de sacaleches me más me puede convenir adquirir?

Sacaleches manual

Es muy útil para casos de separación puntual del bebé o para una o dos extracciones como máximo al día. También son útiles para dolencias como pezones irritados, pezones invertidos y pezones planos. Son por lo tanto ideales para un uso ocasional, ya que son muy fáciles de usar, limpiar, montar y desmontar, y los más económicos.

Sacaleches eléctricos

Son los más recomendados en caso de que necesitemos realizar extracciones prolongadas en el tiempo. Si adquirimos uno de extracción doble, conseguiremos además, recoger un gran volumen de leche en apenas diez minutos. Son los extractores más eficientes y duraderos, debido a la capacidad de su motor.

¿Cómo usar un sacaleches?

Utilizar un sacaleches puede resultar al principio una tarea compleja, por eso conviene revestirse de paciencia y aprender a usarlo correctamente. En unos pocos días la extracción será algo natural y muy sencillo. Cuantas más veces te saques la leche, más rápido y más fácil te resultará.

Veamos a continuación una serie de consejos de utilización de un sacaleches, sobre todo las primeras veces, para que la extracción sea una tarea cómoda y fácil:

  • 1- Antes de extraerse la leche hay que ubicarse en un lugar cálido y cómodo donde no puedas ser molestada. Algunos cojines de lactancia nos permitirán recostarnos cómodamente mientras que realizamos la extracción.
  • 2- Conviene tener cerca una foto o algún objeto del bebé ya que psicológicamente facilitará la extracción de leche en el pezón.
  • 3- Hay que lavarse las manos antes de comenzar a usar el sacaleches. La higiene del pecho sólo será necesaria si, por ejemplo, nos hemos aplicado alguna crema, como por ejemplo las que se usan para tratar las grietas en el pezón. Debemos evitar el uso de productos limpiadores, que podrían alterar el pH natural de la piel.
  • 4- Deberemos montar el sacaleches siempre siguiendo las instrucciones del fabricante.
  • 5- Conviene comenzar la extracción con succiones cortas, rápidas y muy suaves, apoyando la copa del sacaleches sobre el pezón. Es difícil que en los primeros minutos salga leche.
  • 6- Es muy útil antes de usar el extractor, darse un suave masaje en el pecho, desde la  periferia hacia el pezón.
  • 7- Una vez que salen las primeras gotas de leche, la succión debe ser más lenta y mantenida para evitar el dolor, hasta que el pecho se acostumbre. Si en algún momento se siente dolor, se deberá disminuir la intensidad de la succión y recolocar el pezón.
  • 8- Al mismo tiempo que se usa el sacaleches, es muy útil aplicarse un masaje en el pecho, procurando de esta forma, vaciarse las distintas zonas del mismo. Se debe insistir en las zonas que se tengan más duras, porque quiere decir que ahí hay leche almacenada.
  • 9- Una vez que deje de salir leche, hay que cambiar al otro pecho y realizar el mismo proceso.
  • 10- Verter siempre la leche extraída en un recipiente limpio y estéril. Conviene marcarlo con la fecha y hora de extracción.
  • 11- En caso de no poder dar el pecho al niño durante varios días hay que extraerse la leche cada 3-4 horas, excepto por la noche que podrá espaciarlo a cada 6 horas. Cuanta más leche se extraiga una mujer más se producirá. Y al contrario ocurrirá lo mismo, cuanta menos leche extraigamos menos producción habrá.
  • 12- De cara a la higiene del sacaleches, es necesario lavar el mismo después de cada extracción y hervirlo para evitar que puedan proliferar bacterias sobre los restos orgánicos de la leche en una extracción.

Conservación y administración de la leche materna

Hay que tener mucho cuidado al realizar la conservación de la leche materna extraída mediante el sacaleches. El tiempo que ésta puede conservarse dependerá de la temperatura del refrigerador o congelador. Tal y como comentábamos al principio, puede conservarse 15º unas 24 horas, entre 19º-22º unas 19 horas y a 25º de 4 a 8 horas. Conviene congelar lo antes posible la leche que estemos seguros de que no se vaya a usar antes de tres días.

El bebé tendrá que tomar la leche siempre a temperatura ambiente, y nunca fría de la nevera o muy recalentada. Para descongelar la leche, el mejor método es colocar el recipiente bajo el chorro de agua templada e ir dejando que el agua salga progresivamente más caliente, hasta descongelar por completo la leche y que ésta alcance la temperatura ambiente. También es un buen método descongelar la leche al baño maría o ponerla en un calientabiberones. Una vez descongelada la leche podrá mantenerse refrigerada durante 24 horas, pero nunca volver a congelarse. Si la leche está fría de la nevera podemos utilizar un calientabiberones para dejarla a la temperatura que queramos.

Veamos a continuación algunos consejos de conservación de la leche materna extraída:

  • Bajo ningún concepto es recomendable descongelar la leche materna en el microondas ni hirviéndola, ya que la leche perdería sus propiedades.
  • También es importante almacenar la leche materna en pequeñas cantidades (50 – 100 cc.), para de esta forma poder descongelar solo la cantidad que el niño vaya a tomar inmediatamente en una toma.
  • Conviene etiquetar los recipientes de leche congelada con la fecha y hora de extracción.
  • Se debe ir descongelando progresivamente la leche más antigua.
  • Una vez descongelada la leche, habrá que removerla bien.
  • Podemos mezclar leche extraída en distintas fechas para una misma toma.

Con respecto al recipiente de conservación de la leche materna, existen diversos tipos:

  • Pueden ser de plástico o de cristal, ambos deberán tener una tapa que cierre perfectamente y deberán ser preferiblemente de uso alimentario, con una apertura ancha para facilitar su limpieza.
  • También hay bolsas de plástico para congelar que son muy prácticas y poco costosas, aunque se derrama su contenido con facilidad. Existen bolsas especiales que se acoplan al sacaleches pero son caras y de un solo uso.
  • Uno de los recipientes más prácticos pueden ser los propios biberones, dependiendo de las circunstancias y de que dispongamos de los necesarios, dado que los mismos suelen encajar correctamente en el sacaleches, siempre que tengamos en cuenta marcas y modelos, y una vez calentados a temperatura ambiente o corporal podemos dárselo directamente al bebé. Tras la toma es recomendable lavar y esterilizar el biberón para preservar su higiene de la mejora manera.