Guarderías en Barcelona

¿Estás eligiendo una entre las diferentes guarderias de Barcelona para tus hijos? ¿Te has dado cuenta de que elegir guardería es más difícil de lo que pensabas? A continuación vamos a tratar algunos de los puntos clave y las opciones que se ofrecen a las familias.

Biberones
desde 0.45 €
Calientabiberones
desde 7.27 €
Tronas bebé
desde 3.97 €

Y mucho más en la tienda

Mapa
VER MAPA
 


 


Edad niño/a
 


Horario necesitado




Idiomas

Inglés
Francés
Alemán
Chino


Tipo



Listado de guarderías

Petits

Petits

335 Carrer de València , Barcelona
Serralada

Serralada

Carrer Valéncia, 706, Barcelona
El Llimoner

El Llimoner

Carrer de la Independència, 329, Barcelona
De 0 a 3 años
Inglés
Privada
Llar d´infants Ter Vint

Llar d´infants Ter Vint

C/ Ter nº 18-20, Barcelona
De 0 a 3 años
Inglés
Privada
Baby Town

Baby Town

Passeig de Taulat 223, Barcelona
María Reina

María Reina

Carrer Llull 10, Barcelona
El petit rossinyol

El petit rossinyol

86 Carrer de Viladomat , Barcelona
BCN Kinder

BCN Kinder

C/ Bellafila 4, Barcelona
Sant Vicenç De Pau

Sant Vicenç De Pau

Calle Hostafrancs de Sió 13, Barcelona
Els Petits Canailles

Els Petits Canailles

C/Numància, 135, Barcelona
De 0 a 3 años
Francés
Privada
| 1 | 2 | 3 | ...

La ciudad de Barcelona es uno de los lugares de cataluña donde más opciones de guarderías o escoles bressol podemos encontrar. Tanto el gobierno como los organismos municipales, ofrecen multitud de opciones de guarderias que se ajustan a todos los modelos de familia y al tipo de educación que queremos proporcionar.

¿Guarderias públicas o privadas?

Guarderias públicas en Barcelona

En primer lugar hablaremos de las guarderias publicas en Barcelona de las que podremos encontrar información desarrollada de manera bastante completa en la página web del ayuntamiento de Barcelona. Entre otros uno de los apartados más importantes y al que deberíamos prestar más atención en cuanto a la educación que van a recibir nuestros hijos es el apartado que expone el modelo educativo en el que se basa la escola bressol.

En las guarderias públicas de Barcelona concretamente se defiende el modelo educativo basado en la convivencia y la diversidad como valores fundamentales. Se centran en los niños como eje de la propuesta educativa, asegurandose de que sea el protagonista de su propia educación y promoviendo el interés hacia el aprendizaje y el desarrollo personal.

Son guarderías que se organizan siguiendo los principios de coeducación inclusiva que apuesta por la colaboración estrecha con las familias como agentes del proceso educativo y que fomenta la participación de la familia en todos los aspectos que intervienen en la educación de sus hijos desde que son bebes.

Las escoles bressol municipales están bastante repartidas a lo largo de toda la ciudad de barcelona, por lo que la mejor manera de localizar la que se encuentra más cerca de nuestra casa es usar el mapa de TusGuarderías o también utilizando el apartado de buscador de centros que se encuentra en la página web del ayuntamiento de Barcelona.

Existen llars d'infants en todos los distritos, Les Corts, Sarrià-Sant Gervasi o Ciutat Vella son algunos de los que más centros aglutinan.

El precio de las guarderías públicas en Barcelona es variable dado que se marca teniendo en cuenta las condiciones económicas de la familia, pudiendo llegar a ser el precio final bastante económico.

Guarderias privadas en Barcelona

En cuanto a guarderias privadas en Barcelona, tenemos también una gran variedad de posibilidades. Hay que tener en cuenta que las guarderías privadas ofrecen un nivel igual o en muchos casos incluso superior al de las guarderías públicas, y se encuentran totalmente equipadas, ya sea con elementos para los más pequeños como cunas, tronas o cambiadores, así como cumpliendo las más estrictas normas de seguridad en cuanto a su mobiliario e instalaciones.

Las principales diferencias respecto a las guarderias publicas será una gama más amplia de servicios que ofrecer a las familias, como la posibilidad de una ampliación de horario o servicios de desayuno o comedor para los bebés, lo cual puede resultarnos un aspecto prácticamente imprescindible si tenemos unos horarios que no permiten conciliar de manera completa la vida laboral con la vida personal, o si no disponemos de algún familiar que pueda echarnos una mano y hacerse cargo de nuestros hijos en los horarios de entrada y salida de las guarderias.

Cada vez son más las guarderias que ofrecen el servicio de comedor añadiéndolo a su oferta de servicios como atractivo que aporta valor a los mismas y sirviendo a su vez de elemento con carácter diferenciador respecto a otras guarderías que no dispongan de este servicio.

Aparte de lo comentado entre las guarderias publicas y privadas en cuanto a servicios y horarios se refiere, otra de las diferencias se puede encontrar en el número de bebes que se distribuyen por aula y por profesor. Normalmente en la mayoría de guarderias privadas encontraremos un ratio de niños por docente menor que el que podríamos encontrar en una publica. De esta manera, los centros privados se patrocinan con el aliciente de prometer una mayor atención a los menores y un trato más personal y cercano.

Por supuesto no hay que olvidar la principal ventaja de las guarderías privadas frente a las guarderías públicas, que es la mayor cantidad de plazas disponibles. Si queremos optar a una guardería pública tendremos que efectuar la solicitud de plaza muy pronto, en ocasiones incluso antes de que el bebé haya nacido (dependiendo de cuando queramos que el niño empiece en la guardería), dado que las mismas se agotan muy rápido. En las guarderías privadas tendremos menos problemas para conseguir una plaza dada su mayor oferta.

También tenemos que recalcar que, al ser las guarderías privadas mayor número que las guarderías públicas, se encuentran más repartidas por lo que es más probable que podamos encontrar una guardería de este tipo que esté más cerca de nuestro centro de trabajo o vivienda, facilitando de esa manera los desplazamientos para dejar y recoger a nuestros hijos. La probabilidad de que la guardería pública no esté cerca y necesitemos utilizar el coche para poder llegar llevando a nuestro hijo en la sillita del coche para niños, es bastante alta, mientras que si elegimos una guardería privada es muy probable que tengamos más de una opción a donde podamos acudir andando y por tanto nuestro hijo llegue cómodamente sentado en su silla de paseo o en su carrito de bebé, si es que aún es pequeño, incluso llevar a nuestro bebé utilizando una mochila portabebés.

Actividades, el complemento perfecto para las escuelas infantiles

Las actividades son uno de los grandes atractivos que supone un elemento cada vez más importante para los padres a la hora de decantarse por una u otra guardería. Lógicamente en función del ciclo que imparta el centro las posibles actividades no serán las mismas dado la diferente edad de los niños.

En primer lugar se puede pensar que las actividades tradicionales y los servicios a los que estamos acostumbrados son más que suficientes para darle una buena educación a nuestros hijos. Sin embargo cada vez son más los padres que buscan que sus hijos realicen actividades complementarias en sus centros de aprendizaje, no siendo siempre estas actividades de corte tradicional.

Podemos decir que históricamente, las más demandadas han sido los idiomas y la parte deportiva, los equipos y actividades que favorecen la psicomotricidad de los menores desde edades cada vez más tempranas. De esta manera, idiomas como el inglés, el francés o el alemán, son cada vez mas estudiados de manera conjunta incluso desde antes de que el menor en cuestión sepa todavía hablar. Hoy en día son muchas las guarderías que ofrecen estos servicios de inmersión linguistica, principalmente en inglés, pero también en otros idiomas, mediante el cual nuestros hijos podrán aprender esa segunda lengua de forma natural cuando todavía son muy pequeños.

De la misma manera es conveniente conseguir información y realizar un par de visitas a algunas guarderías de la ciudad de Barcelona, para asegurarnos de que contemplan todas las características que deseamos, y que ofrecen la educación que queremos para nuestros hijos, como por ejemplo si las clases se ofrecen de modo bilingüe español y catalán, o si predomina uno de los dos en el día a día dentro de la guardería.

Por el lado deportivo, destacan la gimnasia, el baile o el kárate, como actividades extraescolares propia de los centros, siendo cada vez más inusual encontrar un niño que no esté apuntado al menos a una, y en ocasiones a varias, actividades extraescolares que contribuyen en el proceso educativo del menor.

Una de estas actividades de corte deportivo también puede ser la iniciación a la natación, a menudo contemplada como clases en las que se pretende que los infantes pierdan el miedo al agua, y se familiaricen con este medio acuático. Aprender a flotar o a sacar la cabeza del agua, son técnicas que pueden aprender los bebés con sus padres, y que han resultado ser de demostrada utilidad en algunos casos donde se ha evitado el ahogamiento, por lo que es un aspecto que debemos tener en cuenta para valorarlo no solo como actividad extra escolar o recreativa, sino también como actividad de seguridad para nuestros hijos.

En la última década, han surgido alternativas innovadoras que no están presentes en todos los centros educativos, y que pueden constituir en sí mismas un elemento diferenciador a la hora de decantarnos por una u otra guarderia. Un ejemplo de lo anterior son los talleres de musicoterapia que se realizan con bebes, los talleres de estimulación verbal o la estimulación sensorial, algo no tan habitual en las guarderias tradicionales de barcelona.

Existen otras actividades tan curiosas como la de situar a los bebes encima de hojas de papel, plástico o diferentes materiales, con el objetivo de conseguir que el bebe se acostumbre a los diferentes sonidos y textura y tome consciencia de las diferencias que existen entre los materiales con los que tiene contacto en esta actividad. Por supuesto se siguen usando juguetes de corte tradicional como los andadores o correpasillos para fomentar la psicomotricidad en niños muy pequeños y conseguir los primeros pasos.

De cualquier manera, no es una mala idea apuntar a nuestros hijos a alguna de las actividades dentro de la oferta de la que dispongamos en nuestro centro ya que son una buena forma de estimular la psicomotricidad de los menores y eso no impide en ningún caso que el niño, a medida que vaya aumentando su grado de consciencia, pueda ir decidiendo y comunicándose con los padres para decidir más adelante si desea continuar realizando esa actividad.

Dependiendo de la guardería que finalmente elijamos quizá tengamos servicio de webcam y de esta forma podremos acceder a ver a nuestro hijo cuando esté realizando algunas de estas actividades, en cierto modo de forma similar a usar un vigilabebés. Hay que tener en cuenta que el servicio de webcams no está disponible en todas las guarderías y en muchos casos tiene ciertas restricciones.