Cunas de bebé

La cuna de bebé es el elemento imprescindible que debe estar en casa antes del nacimiento del niño. Su compra es una de las más meditadas por parte de los padres, ya que la cuna es el lugar en el cual va a descansar nuestro bebé hasta que tenga aproximadamente tres años. Por este motivo, es muy importante estar seguro de que la cuna que elijamos sea la más adecuada tanto para él como para las necesidades y gustos de los padres. Esto es una ardua tarea debido al gran número de tipos de cunas y modelos que existen en la actualidad en el mercado.

Leer más
Precio
 


 
 

Lista de cunas de bebé

Ordenar por:
Cuna Ciak Pali blanco + Colchón Pali Biogreenfirst 64 x 124 cm
EFFETTO CASA
 

Cuna Ciak Pali blanco + Colchón Pali Biogreenfirst 64 x 124 cm

388,37

 
Ahorro establecen: Lina Cuna Cuna de 70x140 cm con caja de cama. Biológica aliso masiva
Bio-Kinder
 

Ahorro establecen: Lina Cuna Cuna de 70x140 cm con caja de cama. Biológica aliso masiva

599,95

 
Cuna bebé 120x60 COLOR GRIS barrotes
ADJ baby
 

Cuna bebé 120x60 COLOR GRIS barrotes

119,00

 
Cuna para bebé, modelo cielo. De regalo el colchón
Mundibebé
 

Cuna para bebé, modelo cielo. De regalo el colchón

159,00

 
Micuna - Cuna de 120x60 selsia miel
Micuna
 

Micuna - Cuna de 120x60 selsia miel

435,67

 
BioKinder 22821 Ahorro establecen: Niklas Cuna 60x120 cm y el colchón. Madera biológica
Bio-Kinder
 

BioKinder 22821 Ahorro establecen: Niklas Cuna 60x120 cm y el colchón. Madera biológica

599,95

 
Cuna Web Deco 'Azzurra Design + Colchón desenfundable) cerezo
AZZURRA DESIGN
 

Cuna Web Deco 'Azzurra Design + Colchón desenfundable) cerezo

224,16

 
Leander Baby Cama en nogal sin colchón y Junior Ampliación
Leander
 

Leander Baby Cama en nogal sin colchón y Junior Ampliación

803,00

 
Pali 023300 Cuna Georgia Glossy, wei?
Unbekannt
 

Pali 023300 Cuna Georgia Glossy, wei?

405,37

 
Micuna Cuna Elephant + Edredón + Protector
Micuna
 

Micuna Cuna Elephant + Edredón + Protector

329,00

 
Kili Cuna turquesa, 70x110 cm. Por Sebra Interior

 

Kili Cuna turquesa, 70x110 cm. Por Sebra Interior

933,85

 
Cuna bebé 120cmx60cm madera color BLANCO pino estilo MODERNO COLCHÓN GRATIS cajón
ADJ baby
 

Cuna bebé 120cmx60cm madera color BLANCO pino estilo MODERNO COLCHÓN GRATIS cajón

199,00

 
| 1 | 2 | 3 | ...

Pero, ¿cómo podemos saber que estamos eligiendo la cuna más adecuada para nuestro bebé? Desde aquí intentaremos poner un poco de luz al tema y conseguir tener unas nociones básicas sobre el mercado de cunas antes de adquirir una determinada, conociendo las ventajas y desventajas de cada tipo.

Sea cual sea nuestra elección definitiva, no deberemos nunca olvidar, que un elemento básico para el descanso del bebé es el colchón que hayamos elegido para la cuna en cuestión.

¿Cómo elegir la mejor cuna para el bebé?

A la hora de elegir un determinado tipo de cuna u otro para nuestro hijo, deberemos tener en cuenta cuáles son nuestras necesidades y qué tipo de uso le vamos a dar a ésta. En la actualidad en el mercado, existen diversos tipos de cunas para bebé:

Minicuna

La minicuna es una versión reducida de la cuna estándar, lo que hace que muchas veces los padres prescindan de ella. Suelen tener forma rectangular y contar con ruedas para un cómodo desplazamiento. Sus medidas son aproximadamente de 50 x 80 centímetros y unos 30 de alto.

La mayor ventaja que ofrece es que ocupa muy poco, así que si el espacio donde se tendrá al bebé es muy pequeño, la minicuna se adaptará a él fácilmente, pero sólo por un tiempo determinado.

Moisés

Es una variante de la minicuna, de forma ovalada, que es también de un tamaño muy reducido. El moisés es el tradicional capazo de mimbre con asas. Se suele colocar sobre unas patas de tijera de madera o acero. Sus medidas son aproximadamente de 80 x 40 centímetros y 25 centímetros de altura.

El moisés ofrece la ventaja de que puede ser instalado en cualquier lugar y que puede ser llevado por la casa sin problemas. Se suele usar durante los primeros tres o cuatro meses de vida del bebé.

Cunas estándar o convencionales

Las cunas convencionales son las que tienen cuatro lados fijos y listones. Existen múltiples estilos, modelos, materiales, etc., lo que las permite adaptarse a cualquier tipo de decoración, gustos y necesidades. Suelen tener un acceso lateral, lo que ayuda a los padres a acceder de forma muy cómoda al bebé.

Sus medidas varían, las hay de 120 x 60 cm., 140 x 70 cm. y hasta de 140 x 80 cm. Generalmente el fondo tiene altura regulable, para permitir adecuarla al crecimiento del bebé.

Estas cunas, al ser las típicas de toda la vida, son más baratas y ofrecen una construcción sencilla a la vez que resistente. Como punto negativo no ofrecen accesorios extras y no se mueven fácilmente.

Cunas convertibles o evolutivas

Las cunas convertibles o evolutivas están diseñadas para crecer con el bebé, pudiéndose convertir en uno o más tipos diferentes de muebles. Lo mejor de este tipo de cunas es que a la larga se ahorra en dinero y en número de muebles, aunque la compra inicial sea más cara.

Por eso la gran ventaja que ofrecen es su rentabilidad, ya que solo necesitamos un mueble, dura mucho tiempo y es resistente. Como desventaja hay que señalar que es más cara que otras cunas de bebé, y que al comprarla con tanta antelación, puede que no encaje con la decoración futura de la habitación del niño, además, hay que desmontarla y montarla cada vez que evolucione el mueble.

Cunas portátiles

Son cunas del mismo tamaño que una cuna convencional, que tienen ruedas y que pueden ser transportadas con facilidad de una habitación a otra, lo cual ayuda a que podamos vigilar al bebé mientras hacemos otras cosas y el niño duerme. Estas cunas también permiten el colecho de forma fácil y segura y son muy cómodas para viajar, ya que se pueden plegar para ser guardadas con facilidad en el maletero del coche.

Antes de adquirir una cuna portátil es básico que nos aseguremos de que la cuna pasa fácilmente por el ancho de las puertas de la casa.

Cunas de viaje

La cuna de viaje es la que se puede plegar y guardar en una bolsa para su fácil transporte. Es necesaria siempre que tengamos pensado viajar con nuestro bebé. Suelen ser bastante económicas y están confeccionadas con materiales ligeros para que se puedan transportar, montar y desmontar con facilidad. Las cunas de viaje no deben nunca usarse como cuna permanente, sino sólo como un elemento de uso puntual durante el periodo vacacional.

Cunas multifunción

Una cuna multifunción es la que incorpora una o más piezas de mobiliario en su diseño. La ventaja que ofrecen estas cunas es que tendremos más de un mueble en un único elemento, ahorrando tanto dinero como espacio. Estas cunas además de la cuna en sí misma, tienen por ejemplo mesa de cambio para el bebé, una cajonera, etc.

En el mercado existen muchos tipos de cuna multifunción, lo que nos permite escoger el modelo que más se adapte a la decoración de la habitación y a nuestras expectativas.

Son muy prácticas y no necesitaremos comprar muebles adicionales ya que los llevan incorporados, pero hay que saber que estos muebles adicionales suelen tener un tamaño reducido aunque el de la cuna será mayor que una cuna convencional.

Cunas de colecho

Las cunas de colecho permiten que el bebé duerma junto a los padres al juntarlas a la cama de estos, poniéndolas a la misma altura y eliminando uno de sus laterales, para que el acceso al bebé sea completo y se le pueda atender sin necesidad de levantarse de la cama.

La cuna de colecho funciona por lo tanto como una extensión de la cama de los padres, brindando un espacio propio y máxima comodidad al bebé. Este tipo de cunas gracias a tener un lateral desmontable, se pueden convertir en una cuna estándar cuando se desee.

Comprar cuna

A la hora de elegir una cuna para tu bebé, encontraremos infinidad de opciones en el mercado, existiendo cunas para todos los gustos, de diferentes materiales y colores, formatos, y también precios. Antes de comprar cuna deberemos hacernos muchas preguntas, como por ejemplo si quiero comprar una o varias cunas en función de la edad del bebé, si quiero hacer o no colecho, si voy a viajar mucho, si necesito transportarla por la casa con comodidad, si disponemos de más o menos espacio en nuestro hogar, etc. Es decir, tendremos que preguntarnos sobre cuál es el estilo de vida de la familia para elegir el modelo de cuna que más se adapte a éste.

Pero el factor primordial que deberemos tener en cuenta, independientemente de nuestros gustos, es el factor "seguridad", saber que nuestro bebé siempre va a estar seguro en la cuna que hayamos elegido. Para evaluar la seguridad de una cuna deberemos tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Hay que recorrer con los dedos toda la superficie de la cuna para comprobar que no tenga ninguna zona punzante, como astillas sueltas o aristas que corten. Todos los ángulos de la cuna deben ser redondeados.
  • Debemos comprobar que la base sobre la que se sostiene la cuna sea segura y estable.
  • Comprobar en la composición de la pintura de la cuna que no contenga plomo, ya que es muy tóxico si el bebé lo chupa.
  • La distancia entre los barrotes de la cuna debe ser de al menos 6 centímetros, para que de esta forma la cabeza del bebé no quepa entre ellos.
  • La altura de la barandilla debe ser igual a la de un bebé puesto de pie sobre el colchón (unos 60 centímetros).
  • Si las barandillas laterales no son fijas, el mecanismo de ascenso y descenso debe tener un seguro para que el niño no pueda manipularlo.
  • Los juguetes móviles sobre la cuna deben estar a una altura suficiente para que el bebé no pueda cogerlos y lastimarse con ellos.
  • El colchón debe ser cómodo pero firme y del tamaño exacto a la medida de la cuna.
  • La posición más alta del colchón en la cuna es sólo para los primeros meses. En cuanto  el bebé aprende a incorporarse, es básico poner el colchón en la posición más baja, para evitar caídas.
  • No colocar jamás la cuna cerca de una ventana, de una estufa o en plena corriente de aire.
  • Colocar la cuna lejos de elementos como cortinas, persianas, y cualquier otra cosa en la que el bebé pueda enredarse.
  • Revisar la cuna periódicamente para asegurarse de que no hay ningún elemento potencialmente peligroso.
  • Evitar objetos dentro de la cuna, como juguetes, peluches, almohadones, etc., ya que el bebé puede asfixiarse con ellos mientras duerme o puede utilizarlos para trepar por ellos y saltar de la cuna.
  • Hoy en día no se recomienda el uso de las chichoneras basándose en que la mayoría de estos complementos reducen la circulación de aire en la cuna y esto hace aumentar el riesgo de asfixia y de muerte súbita del bebé.

Cuando compremos la cuna para nuestro bebé debemos tener en cuenta que hay otros accesorios que también son interesantes de adquirir, como por ejemplo puede ser un vigilabebés para aquellos casos en que la cuna no va a estar en la misma habitación que nosotros durante la noche, o en los casos en que queramos dejar a nuestro bebé durmiendo y nosotros vayamos a estar en otro lugar.

Cunas baratas

Existe un amplio abanico de modelos en el mercado de cunas baratas, ya sean cunas estandar, minicunas, cunas de viaje, etc ..., sobre todo en internet, con interesantes ofertas en páginas web con ésta y también en el mercado de segunda mano. Lo primero que debemos hacer a la hora de decantarnos por comprar una cuna barata es comprobar que ésta sea segura, a la vez que sólida y resistente, puesto que tu hijo va a pasar en ella una media de tres años de su vida.

La mayoría de las cunas baratas que actualmente se encuentran en el mercado cumplen con los requisitos de seguridad obligatorios y también con los opcionales. En el caso de cunas de segunda mano, hay que tener en cuenta que no sea una cuna que se haya retirado del mercado por su potencial de peligrosidad y asegurarnos de que no tenga astillas, pintura con plomo o barrotes muy separados.

También, antes de adquirir una cuna barata, deberemos ver comparativas y estudios de diferentes modelos que podemos encontrar de forma fácil y sencilla navegando por internet.